Empezar la universidad implica un gran cambio en el estilo de vida de tu hijo. Para ayudar a que la transición no afecte su rendimiento académico, es importante elegir el alojamiento correcto. Entre todos, las residencias de estudiantes es una de las opciones que mayores beneficios y comodidades ofrece. Descubre por qué. 

Conveniencia

Las residencias de estudiantes se ubican en las inmediaciones de las principales universidades y facultades de las ciudades. Por lo tanto, quienes viven allí no tienen que correr por las mañanas para llegar temprano a clases o tomar largas rutas en el transporte público. 

Los estudiantes las prefieren porque pueden caminar desde allí hasta sus aulas de clase sin prisas. Esto es especialmente conveniente para los estudiantes que se están familiarizando con la ciudad y las direcciones. 

Además, cerca de las residencias suelen encontrarse otros puntos de interés como cafeterías, librerías y bibliotecas, gimnasios, estaciones de metro y paradas de autobús.  

Otro de los aspectos que hace a las residencias de estudiantes más convenientes que cualquier otro alojamiento son los espacios. Cada lugar, desde las habitaciones hasta las áreas comunes del edificio, están diseñadas para facilitar el día a día de los universitarios y suplir sus necesidades. 

Allí tu hijo encontrará zonas de estudio, lavandería, cafetería y comedor, jardines, y otras zonas que podrá visitar cuando necesite concentración o descanso. 

Necesidades cubiertas

Una razón importante para enviar a tu hijo a una residencia de estudiantes es la seguridad de que sus necesidades estarán cubiertas. Contará con:

  • Un espacio privado para estudiar en su habitación que incluye un escritorio, una silla cómoda y una lámpara de mesa
  • Un comedor en el que tendrá las tres comidas del día 
  • Un cuarto de lavandería para lavar su ropa 
  • Personal de seguridad las 24 horas para mantenerlo protegido 
  • Zonas para el descanso y el ocio 
  • Servicio de limpieza encargado de asear sus espacios cuando lo necesite 

A diferencia de las molestias que causan los pisos alquilados, aquí no tendrá que preocuparse por limpiar, cocinar o pagar las facturas de servicios. 

Una sola tarifa, todo incluido

Otra de las ventajas que tienen las residencias de estudiantes sobre los pisos alquilados es que no es necesario pagar luz, agua, calefacción, wifi y demás servicios. De igual forma, todas las actividades, talleres y eventos que se realicen en el edificio no tienen ningún coste extra. 

En las residencias, todos los servicios están incluidos, por lo que resulta más cómodo y sencillo. 

Opciones de alojamiento

Algo que no puedes pasar por alto es que la mayoría de las residencias estudiantiles ofrecen diferentes tipos de alojamiento. Por lo tanto, aconsejamos consultar cuáles están disponibles para así, elegir el más conveniente para tu hijo. 

Los tipos de alojamiento más comunes son: 

  • Estudios individuales 
  • Estudios dobles 
  • Habitación individual en apartamento compartido 
  • Habitación doble en piso compartido 

Seguridad y protección

Si tu hijo se muda de casa por primera vez, brindarle seguridad mientras se adapta a su nuevo entorno es fundamental. La buena noticia es que las residencias de estudiantes cuentan con vigilancia de día y de noche, así como con sistemas que se comunican con los cuerpos de seguridad ante cualquier eventualidad. 

Nuevos amigos

Enviar a tu hijo a una residencia de estudiantes implica darle la oportunidad de socializar con otros estudiantes y hacer nuevos amigos. 

Las residencias son la opción de alojamiento favorita de los estudiantes extranjeros y de otras ciudades. Por ese motivo, son el lugar perfecto para conocer personas de diferentes culturas. Incluso hay quienes hablan otros idiomas, por lo que vivir en una residencia se convierte en una experiencia completamente enriquecedora. 

Personal atento y capacitado

Al mandar a tu hijo a una residencia estudiantil, no lo estarás dejando solo. A su alrededor, tendrá un equipo de personas capacitadas en diferentes áreas que se encargarán de satisfacer sus necesidades. 

Este es un punto importante para los padres que buscan conseguir un refugio para sus hijos, en lugar de una simple habitación. 

Ambientes libres de distracciones

La vida universitaria suele ser exigente y llevar consigo nuevas responsabilidades. En la universidad, los jóvenes se enfrentan a métodos de enseñanza que no habían experimentado antes. A la vez, la cantidad de temas que deben leer y memorizar para aprobar los exámenes es mucho mayor que durante el bachillerato. 

Para hacerle frente a estos nuevos retos, lo mejor es vivir en un ambiente libre de distracciones que cuente con espacios que faciliten el estudio y promuevan la concentración. 

En una residencia de estudiantes, es fácil encontrar todo eso, dado que los residentes cuentan con un espacio de estudio en sus habitaciones, además de una sala de estudio común. 

En cambio, en un piso alquilado, tu hijo no contaría con esas comodidades. Además, tendría que hacerse cargo de la limpieza y la cocina, por lo que su tiempo libre se reduciría aún más. Todas estas responsabilidades acumuladas combinadas con la inexistencia de un espacio adecuado para estudiar podrían afectar sobre su rendimiento académico.  

Si observas con detalle, notarás que no hay mejor lugar que una residencia de estudiantes para enviar a tu hijo.

Scan the QR Code to add me on WeChat

wechat qr code

Book for Academic Year 2020

Book with confidence!

Subscribe to receive LIV Student news, information and rewards.

We have received your message and we’ll be in touch with you soon.

An error occurred while submitting your details!