Mudarse a una residencia de estudiantes es una experiencia única. Suele ser emocionante, ya que es el primer paso para ser más independiente, pero también puede ser estresante. Desde el momento en que preparas tus cosas hasta el día en que llegas a la residencia, los nervios están a flor de piel.

Estás a punto de comenzar a estudiar en la universidad, mudarte de ciudad, conocer nuevas personas y vivir nuevas experiencias. Es una etapa de muchos cambios, por lo que es comprensible que sientas un poco de estrés.

Sin embargo, para que te sientas más tranquilo, te diremos qué esperar de los primeros días en la residencia de estudiantes. Así estarás más seguro de lo que se aproxima y no te ganará el miedo a la incertidumbre.

La llegada

Al llegar a la residencia de estudiantes, el personal de recepción verificará tus datos y tu identificación. Luego, te darán la llave de tu habitación y te indicarán cómo llegar. Te sorprenderá por fin estar en el edificio que ahora será tu casa y querrás recorrerlo todo.

No obstante, te recomendamos dedicar este primer día para organizar tus cosas e instalarte en tu habitación con calma y tranquilidad. Es probable que estés cargado de cosas, así que mejor ordenarlas primero. Ya tendrás tiempo para recorrer la residencia e incluso, la ciudad.

Conociendo otros residentes

Si elegiste vivir en un piso compartido o en un estudio doble, significa que tendrás compañía. Es posible que conozcas a tus compañeros de piso el mismo día de tu llegada o durante los siguientes días dependiendo de quién llega primero.

El hecho de compartir espacio con un desconocido puede ser incómodo al principio, pero tan pronto os conozcáis, esa sensación desaparecerá. Te aconsejamos mantenerte abierto y con la mejor disposición para que ese primer encuentro sea agradable para ambos.

Si elegiste vivir en una habitación o estudio individual, significa que estarás solo en tu alojamiento. Por lo tanto, tendrás que conocer a los demás residentes en las áreas comunes del edificio. El comedor, la sala de juegos y la sala de estar suelen ser los mejores lugares para socializar.

En todo caso, las primeras conversaciones tienden a ser sobre “de dónde venís”, “qué váis a estudiar” y “a qué universidad pertenecéis”. En este primer acercamiento, también se asoman los gustos y los intereses de cada uno. Por ejemplo, puedes comentar sobre la película o la canción que está de moda, cualquier tema de interés que pueda ser común.

No te sientas presionado a hacer amigos. Se auténtico y de seguro conseguirás a tu próximo mejor amigo en algún residente. Además, recuerda que la mayoría está pasando por lo mismo que tú. Se acaban de mudar y están tratando de conocer nuevas personas. No estás solo en todo esto.

Recorriendo la residencia

El segundo día es el día perfecto para hacer un recorrido completo por la residencia. En ocasiones, el personal se ofrece para acompañarte en un tour guiado por las distintas áreas comunes.

Dependiendo de la hora de tu llegada, es posible que te ofrezcan el paseo el mismo día. Si ya es un poco tarde, quizás el encargado te ofrezca dejarlo para el día siguiente. Por lo tanto, tienes la opción de hacer el recorrido acompañado o solo.

Una ventaja de hacerlo en compañía del personal es que no te sentirás tan perdido. Te guiarán a cada área, te explicarán para qué se usan, los horarios e incluso, te dejarán claras las normas de convivencia que manejan en el edificio.

En cambio, si eres de los que prefiere explorar por su cuenta, pues eres libre de hacerlo. Lo bueno es que podrás ir a tu ritmo dedicándole el tiempo que quieras a cada espacio.

Conocer las instalaciones es esencial para disfrutar de toda la experiencia de vivir en una residencia de estudiantes. En LIV Student, contarás con:

  • Sala de juegos
  • Sala multimedia
  • Sala de estudios
  • Karaoke
  • Piscina
  • Azotea
  • Lavandería
  • Comedor

Estos son los principales puntos de encuentro de la residencia. A diario, los residentes se pasean por las instalaciones, así que conocerlas te permitirá formar parte de la dinámica del edificio y socializar con los demás.

Asistiendo al evento de bienvenida

Durante los primeros días de estadía, el personal suele organizar un evento de bienvenida. En general, esta actividad se dirige a los nuevos residentes con el objetivo de que os sintáis más cómodos y a gusto.

La actividad puede incluir un tour guiado por las instalaciones, dinámicas para participar en equipos y tiempo libre para que los nuevos integrantes se conozcan. Este evento es perfecto para sentirte parte de la comunidad, hacer amigos y disfrutar de un momento de esparcimiento.

Con el pasar de los días, verás que vivir en una residencia de estudiantes no tiene nada de estresante. Al contrario, se convierte en una experiencia agradable en la que eres un miembro más de una gran familia.

Scan the QR Code to add me on WeChat

wechat qr code

Book for Academic Year 2020

Book with confidence!

Subscribe to receive LIV Student news, information and rewards.

We have received your message and we’ll be in touch with you soon.

An error occurred while submitting your details!

X Cerrar

Oferta
BANKINTER