El primer día en la residencia universitaria está lleno de emociones diferentes. Desde el momento en que embalas la última caja en casa hasta el momento en que saludas a tus compañeros de habitación, sentirás que habrás terminado una etapa de tu vida y comenzado otra. 

Es normal experimentar un poco de nostalgia mezclada con expectativa y satisfacción. Incluso sentirse algo intimidado está bien. Después de todo, el primer día en la residencia marca el inicio de la vida universitaria y la verdadera autonomía. 

Estas son algunas de las vivencias más comunes que experimentan los estudiantes ese día: 

Despedida de casa 

Este es el día en que inicia tu viaje. Oficialmente, debes dejar tu hogar y tu dormitorio. Esos espacios que hasta ahora fueron tu refugio y te dieron tranquilidad cuando la necesitabas. También es momento de despedirte de tu familia y prometerles volver durante las vacaciones. 

En este primer momento del día, reina la nostalgia, pero también la certeza de que estás tomando la decisión correcta. 

Lo mejor es que tu familia te acompañe en el viaje, ya que sentirte apoyado te hará muy bien. Además, te ayudarán a cargar tu equipaje y será mucho más fácil instalarte. 

Llegada a la residencia universitaria

Los viajes suelen ser agotadores, así que es normal estar cansado al llegar a la residencia. Sin embargo, es momento de recobrar las fuerzas porque nadie estará esperándote para llevarte el equipaje hasta tu habitación. Sobre todo, si tu familia no ha podido acompañarte y has viajado solo. 

En este punto, lo mejor que te podría pasar es que el edificio cuente con elevador. Así, la tarea de subir tus pertenencias hasta el piso correspondiente no será tan complicada. 

Conociendo la residencia universitaria

Las residencias universitarias ofrecen diferentes comodidades a los estudiantes. De hecho, la mayoría de ellas incluye

  • Cama 
  • Escritorio con silla
  • Armario
  • Aire acondicionado 
  • Baño 
  • Frigorifico 
  • Cocina equipada con horno, microondas y lavaplatos 

Incluso pueden incluir una sala de estar con sofá y televisor, y un área de comedor para sentirte más a gusto. 

Después de subir tu equipaje, este es el mejor momento para explorar qué ofrece tu residencia. Es posible que pases los próximos años en ese lugar, así que seguramente sentirás curiosidad y terminarás revisando todas las esquinas. 

Este también es un momento para visualizar cómo será vivir allí, abrir las maletas y comenzar a ocupar los espacios y armarios con tus cosas. 

Haciendo amigos en la residencia de estudiantes

Si has elegido un alojamiento privado, no tendrás compañeros de habitación, por lo que aún no será momento de hacer amigos. En tu caso, para hacer amigos en la residencia universitaria, tendrás que visitar las áreas comunes o esperar a encontrarte con alguien en los pasillos. 

En cambio, si tienes un alojamiento compartido, es probable que pronto tengas el primer encuentro con tu compañero. Si llegas antes, te tocará darle la bienvenida, ayudarle con su equipaje y eventualmente, comenzar a conversar para conocerse. 

Debes saber que la primera interacción con tu compañero suele ser un poco incómoda. No te sientas mal si alguno de los dos se siente apenado o se comporta de manera tímida. La confianza llegará poco a poco. 

Lo importante es mantenerte cordial y encontrar espacios para conversar y conocerse. Te sorprenderá lo mucho que pueden tener en común. Además, sería uno de tus primeros amigos en esta etapa universitaria. 

Explorando el edificio

Los edificios de residencias universitarias cuentan con varias áreas comunes para la diversión y el bienestar de los estudiantes. Por lo tanto, después de ordenar tus pertenencias en la residencia y conocer a tu compañero de habitación, echar un vistazo a las instalaciones es lo mejor que puedes hacer. 

Acércate al comedor y conoce los horarios de las comidas, explora los jardines, visita el área de juegos… Todo este recorrido te permitirá sentirte más familiarizado con el nuevo ambiente. Además, es posible que encuentres a otros nuevos residentes en el camino y este paseo se convierta en una oportunidad para hacer amigos. 

Por otra parte, muchas residencias universitarias organizan actividades recreacionales para que los estudiantes se relajen, se entretengan y conozcan a otros residentes. Por ello, también te recomendamos conocer las actividades que se realizarán próximamente en el edificio. ¡Quizás encuentres alguna que te guste y puedas asistir! 

La oferta suele incluir

  • Clases de yoga, meditación, zumba, rutinas de entrenamiento en el gimnasio, etc.  
  • Ponencias que van desde temas de productividad personal hasta música y teatro
  • Master Classes sobre cocina y arte
  • Eventos y presentaciones en vivo 

Al descubrir todo lo que tiene para ofrecer tu residencia universitaria te sentirás mucho más motivado y seguro de estar en el lugar correcto. Al final del día, este será tu nuevo hogar y no hay nada como sentirse a gusto con lo que te rodea.

Scan the QR Code to add me on WeChat

wechat qr code

Book for Academic Year 2020

Book with confidence!

Subscribe to receive LIV Student news, information and rewards.

We have received your message and we’ll be in touch with you soon.

An error occurred while submitting your details!

Oferta
BANKINTER